jueves, 11 de enero de 2018

FISH & CHIPS


  • ¿Que necesitamos?


150 gr. de bacalao

1 patata de tamaño mediano

Salsa holandesa

50 gr de guisantes cocidos

1 nuez de mantequilla

1 vaso de cerveza


1 taza de harina para el rebozado y un poco más para enharinar

1 cucharada levadura

Sal

Pimienta

Aceite de oliva

  • ¿Que hacemos?


Empezaremos haciendo el rebozado con la cerveza, la harina, la levadura y una pizca de sal. Lo mezclamos todo bien hasta que se hayan disuelto la harina y no queden grumos, nos podemos ayudar con unas varillas. Tiene que quedar con una consistencia más bien densa, para que al pasar el bacalao se quede pegado.


Mientras dejamos reposar el rebozado, ponemos en una sarten una buena cantidad de aceite para empezar a freír las patatas, las cortaremos en bastones, pero podemos cortarlas de la forma que queramos.


Ahora, procederemos a hacer el puré de guisantes, yo he usado una lata de guisantes, pero podemos usar de los que venden cocidos y congelados o cocer unos frescos, si tenemos. En un cazo ponemos la nuez de mantequilla y los guisantes, les damos una vuelta para que se caliente, salpimentamos y trituramos, podemos usar una batidora, o simplemente chafarlos con un tenedor, como más nos guste.

Ya vamos con lo importante del plato, el bacalao. Ya tendremos que tener las patatas listas, así aprovechamos el mismo aceite que ya está caliente. lo salpimentamos un poco, enharinamos y pasamos por el rebozado. Dejamos que escurra un poco el exceso del rebozado y al aceite. Dependiendo del tamaño cambiará el tiempo que necesite, yo lo he tenido más o menos 3 minutos por cada lado. Tampoco se tiene que hacer mucho para que se quede jugoso.


Ya toca emplatar, ponemos las patatas, el bacalao y acompañamos con un poco de puré de guisantes y un poco de salsa holandesa, que os dejo el enlace para que recordéis cómo se hace y listo.

Vamos a la mesa a disfrutar de este plato típico inglés. QUE APROVECHE.


  • Trucos


Yo lo he acompañado con salsa holandesa, así me lo enseño un jefe de cocina ingles que tuve, pero también es muy habitual acompañarlo con una salsa tártara, o una mahonesa especiada. Podemos probar hasta encontrar cual nos gusta más.



También he usado el bacalao que es lo mas típico, pero podemos hacerlo con cualquier pescado.

domingo, 7 de enero de 2018

A LA RICA PATATA



Hoy vamos a hablar un poco más de las patatas, os recuerdo esta entrada donde daba varias formas de cocinarlas para tomarlas de guarnición, pero hoy vamos a ver las variedades más comunes y para que las podemos usar, para sacarles un mejor partido, porque, aunque todas las podemos cocer, asar o freír hay ciertas variedades que son mejores para ciertas formas de usarlas.



Empecemos.

Si empezamos por una variedad deberemos empezar por la más vendida, la MONALISA, es la más común cuando vamos a comprar patatas, visualmente la mas bonita, de tamaño regular y muy versátil, la podemos usar para freír, cocer o asar, pero no es recomendada para hacer purés.

Tenemos las PATATAS AGRIAS, estas son las mejores para freír, ya que debido a su composición absorben menos aceite, además tienen menos azucares y se conservan mejor en nuestra despensa. De piel fina, un gran tamaño y una carne amarillenta, es considerada la REINA DE LA FRITURA. Por el contrario, no es recomendada para cocer o hervir.

También encontramos las KENNEBEC, versátil como la monalisa pero de mayor tamaño y no tan atractiva visualmente, de piel gruesa y carne blanquecina, se usa especialmente para asar, tanto a la brasa como en el horno o para guisos, aunque podemos usarla también para freír.

Por el norte de España son muy conocidas la variedad SPUNTA, de tamaño grande con piel y carne amarillenta, tiene un sabor más mantequilloso y suave y son muy recomendables para hacer al horno o cocidas, debido a su carne harinosa.

Y por último hablaremos de las RED PONTIAC, reconocidas por su piel roja y su carne blanca, perfectas para cocer o guisar ya que al igual que la spunta, posee una carne harinosa. Estas son las que mejor aguantan en un frigorífico.

Estas son las más conocidas y comunes que encontraremos en una frutería o un supermercado, pero existen muchas variedades.



La mejor forma de guardarlas es en la despensa o un balcón donde no de mucho sol para que no estén a una alta temperatura, en una caja de madera o es un saco con aberturas para que traspire, pero tapadas para que no le dé la luz.

Es un error guardarlas junto con las cebollas, ya que estas desprenden unas sustancias que hacen que las patatas duren menos tiempo y se estropeen antes.

jueves, 28 de diciembre de 2017

CANELONES DE SETAS

  • ¿Que necesitamos?
Canelones precocidos 8 unidades

350 gr. de setas variadas (portobello, setas de cardo y rebozuelos)

200 ml. de nata para cocinar

1 chalota

Aceite de oliva

Sal

Pimienta molida

Queso rallado

Tomate frito

Bechamel

  • ¿Que hacemos?

Empezaremos con el relleno, cogemos las setas y las limpiamos bien con un papel seco, para quitarles la tierra que puedan tener y las cortamos en brunoise. Al igual que la chalota, que también la picaremos.

Ahora, en una sarten con un chorrito de aceite de oliva, rehogamos la chalota y añadimos las setas hasta que estén hechas, es el momento de añadirle la nata, salpimentamos, y esperamos que reduzca un poco la nata y se espese un poco el relleno. Rectificamos de sal y reservamos.

Ahora encenderemos el horno y dejaremos que vaya calentando, lo pondremos a 200ºC. Mientras, en la bandeja del horno ponemos una cucharada de tomate frito de base, sobre ella los canelones que hemos rellenamos con la farsa de setas y napamos con la bechamel ponemos un poco de queso rallado y al horno. Unos 20 minutos a 200 ºC y ya los tenemos listos. QUE APROVECHE


  • Trucos

Aquí os dejo la receta de la bechamel que ya hicimos. 

Podemos poner las setas que queramos, yo he usado estas porque son las que encontré a buen precio en el supermercado, también podemos usar las bolsas que venden congeladas.


Hoy hemos usado unos canelones que ya vienen precocidos, nunca los había probado y algún día tenía que ser. El resultado me ha gustado, además de la comodidad para rellenarlos es mucho mas rápido que poner a cocer las láminas, pero podemos hacerlo de la forma que más nos guste.

jueves, 21 de diciembre de 2017

BIZCOCHO DE DULCE DE LECHE

  • ¿Que necesitamos?
 

250 gr. de harina


150 gr. de azúcar


150 gr. de dulce de leche


150 ml. nata


3 huevos


10 gr. de levadura



  • ¿Que hacemos?


Como para cualquier preparación que requiramos el horno, empezaremos encendiendo el mismo, lo necesitaremos a 170ºC.


Mientras se calienta, fundimos la mantequilla, en el microondas, así será mas rápido, luego esperaremos que pierda un poco la temperatura y empezaremos a montar los huevos con el azúcar, una vez haya doblado el volumen, añadiremos la mantequilla poco a poco, a continuación, el dulce de leche y la nata. Y para finalizar la harina que previamente habremos tamizado junto con la levadura. Una vez tengamos la harina totalmente integrada será la hora de ponerla en el molde, esta vez hemos usado un molde alargado. Lo untaremos con un poco de mantequilla y harina, lo llenamos y al horno, en unos 30 minutos a 170 ºC, ya está listo.


Dejamos que enfríe, desmoldamos y espolvoreamos un poco de azúcar glace. Ya lo tenemos listo, ahora solo falta tomarlo, QUE APROVECHE.


  • Trucos



Hoy en día venden ya el dulce de leche echo, pero si lo queremos hacer nosotros es muy simple, necesitaremos un bote de leche condensada, un bote, no valen los tubos ni los sobres que venden, necesitamos un bote porque tendremos que ponerlo en un cazo, cubrirlo de agua y ponerlo a cocer a fuego medio por unas 3 horas, mas o menos, dependiendo del tamaño, luego dejamos enfriar y ya tenemos nuestro dulce de leche.

jueves, 14 de diciembre de 2017

ARROZ DE SECRETO, SETAS Y FOIE


  • ¿Que necesitamos?

160 gr. de arroz

100 gr. de secreto ibérico
 
1 chalota

50 gr. de champiñón portobello

50 gr. de seta de cardo

15 gr. de foie

1 tomate rallado

400 ml. de caldo de ave o verduras

Sal

Aceite de oliva

Pimentón

Colorante


  • ¿Que hacemos?

Empezaremos cortando el secreto y las setas, en trozos como para bocado, y picando la chalota.


Mientras en un cazo iremos calentando el caldo que usaremos.


En la paella, empezaremos con un chorrito pequeño de aceite de oliva y pondremos el secreto a dorar, cuando ya este dorado le añadimos la chalota y las setas y dejamos que se hagan, ahora es el momento de añadir el tomate rallado, el cual dejaremos un par de minutos hasta añadir el pimentón y el colorante.


Ahora ya incorporamos el arroz, le damos un par de vueltas y mojamos con el caldo, que tendremos hirviendo. Ahora la cocción depende del arroz que usemos, el que yo uso le doy 8 minutos a fuego fuerte y otros 8 a fuego medio-suave.


Cuando estemos acabando el arroz cogeremos una sarten pequeña y la pondremos a calentar. Una vez tengamos el arroz acabado y reposado unos 5 minutos lo emplataremos, y pondremos el trozo de foie en la sarten que teníamos en el fuego, así rápidamente se dorara, marcamos por ambas caras y lo ponemos sobre el arroz, la grasa que haya soltado también se la añadiremos y ya lo tenemos listo para ir a la mesa, QUE APROVECHE.


  • Trucos

Si queréis hacerlo meloso, ponerlo en un cazo, y ponerle un poquito más de caldo.



Si no tenéis caldo hecho, podéis ponerle agua con una pastillita de caldo, pero entonces tener cuidado con la sal, ya que estas suelen tirar a salado, pero no tenéis ningún problema.